ExperienciasPersonajesSebastião Salgado: la Amazonia en blanco y negro
Sebastian salgado

Sebastião Salgado: la Amazonia en blanco y negro

Entrar a la exposición “Amazonia”, del fotógrafo Sebastião Salgado, en el futurista Museu do Amanhã, en Río de Janeiro, es sumergirse en ese mundo exuberante y armonioso de la naturaleza en todo su esplendor; es entrar al pulmón del mundo y quedarse sin aliento ante tanta grandiosidad.

Por Marcia Cárdenas Viveiros

Fotos: Sebastião Salgado , Renato Mangolin, Philippe Petit

Retratos asombrosos

Aclamada en París, Londres, Roma y São Paulo, la exhibición presenta, por primera vez, imágenes de los pueblos indígenas awá-guajá, zo’é, suruwahá, yawanawá, marubo, asháninca, korubo, yanomami y macuxi, captados magistralmente por el fotógrafo Sebastião Salgado.

En los cientos de rostros de las comunidades que registró, durante siete años dedicados a esta muestra, se perciben las diferencias físi- cas entre una etnia y otra, así como la diversidad de sus costumbres, rituales, atuendos, pinturas y elaborados accesorios corporales.

Salgado pudo visitar y convivir con doce etnias, de las casi dos- cientas que aún existen, algunas de ellas en lugares de acceso muy difícil. Despertando gradualmente la confianza de niños y adultos en cada una de las comunidades, ellos fueron llegando a su improvisado estudio ambulante en pleno corazón de la selva. Así pudo registrar, en silencio y en detalle, la elocuencia de cada pueblo, valorizando sus contrastes.

La selva no es como la pintan

En fotos de gran formato se puede recorrer la sinuosidad luminosa de los grandes ríos amazónicos, vibrar con la exuberante vegetación selvática, dimensionar montañas como el cerro Roraima y admirar las nubes colosales y los famosos “ríos voladores”, exclusivos de la cuenca del Amazonas.

El blanco y negro y el trabajo de luz aportan un aire sagrado a los majestuosos paisajes de este bioma, declarado una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

El artista y el reportero ambiental

El brasileño Sebastião Salgado, formado en Economía, ya completa tres décadas de estar entre los más elogiados artistas del mundo. Fue ganador, en 2021, del internacional Praemium Imperiale, cono- cido como el “premio Nobel” japonés de las artes. Con la maestría de un Cartier-Bresson, Salgado alcanza la composición perfecta, el instante decisivo, el momento fugaz en que todos los componentes de una determinada cena se armonizan en una obra maestra.

Y a esto se le suma el espíritu del periodista que, más que denunciar, nos muestra, con belleza y profundo respeto, la Amazonia viva, la que aún no fue destruida y urge preservar.

Curaduría ambiental

Concebida por Lélia Wanick Salgado, productora de cine y ecologista, la exposición fue idealizada para sumergir al visitante en el corazón de la selva. En efecto, la esposa, mentora e incansable compañera de expediciones de Sebastião Salgado proporciona un ambiente que favorece la integración con la exuberante vegetación y la conexión con las poblaciones allí retratadas. Se puede ver, oír y, al mismo tiempo, reflexionar sobre el futuro de ese ecosistema.

Hay además dos espacios con proyecciones, musicalizadas por los brasileños Heitor Villa- Lobos (1887-1959), con el poema sinfónico Erosión: origen del río Amazonas, y Rodolfo Stroeter. También son exhibidos videos con declaraciones de líderes indígenas sobre los problemas que amenazan la biodiversidad y su supervivencia en la selva. Al final de la exposición se da a conocer el Instituto Terra, proyecto de la pareja Salgado, que vela por la reforestación del bosque atlántico.

No dejes para mañana el museo del futuro

En su programación, instalaciones y juegos interactivos, el Museu do Amanhã ofrece la posibilidad de examinar el pasado, entender las tendencias actuales e imaginar futuros posibles.

La exposición “Amazonia”, que estará en el museo hasta el 29 de enero de 2023, se funde al objetivo de transformar el pensamiento colectivo, en los próximos cincuenta años de vida de este planeta, en una coexistencia sostenible y armoniosa.

“El futuro no está listo. El mañana será una construcción y las personas participarán de ella como ciudadanos y miembros de la especie humana”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

aa
Follow us